Ir al contenido principal

CARLOS URBANO. ARTISTA PLÁSTICO


  ING. VLADIMIR HIDALGO LOGGIODICE

"Mi arte es una constante búsqueda. Pinto mucho lo femenino e involucro el llano. Esa búsqueda me aísla y relaja al extremo. No me etiqueto con nada. De repente me da por pintar ángeles, temas religiosos, mujeres. Por ahora ando en una onda de caballos. A raíz de la pandemia llevo dos años con la temática equina y eso ha llamado bastante la atención de quienes conocen mi obra. La crítica ha sido muy buena. Sin embargo, sigo buscando, incorporando elementos nuevos a los caballos. Así voy como cualquier profesional de otras áreas, estudiando, creando y dedicado por completo a la pintura. Sigo mi inspiración para elaborar los cuadros, luego los doy a conocer para la venta" (CUJI). La palabra entre paréntesis ha sido por siempre el sello de marca de un niño, joven y adulto artista, creativo, soñador, sin amor a bienes materiales, caritativo, que ha devuelto a su pueblo con generosidad lo recibido de él. Es Carlos Urbano JIménez.




Nace en San Fernando de Apure el 22 de agosto de 1958 en el hogar de Carlos José Urbano Acosta y Élide Cecilia Jiménez González. Posteriormente reciben a sus hermanas Careli, Carmen Elena e Iraida. Hace los dos primeros grados en el GE República de Guatemala para luego pasar al colegio San Juan de Letrán, donde es expulsado al culminar el quinto nivel por sus constantes travesuras de rebelde sin causa. Ni sus tías monjas pudieron convencer a los curas de una segunda oportunidad para continuar en esa casa de estudios. Quizás el fallecimiento de su padre, a la edad de 10 años, incrementa su estado hiperactivo. Termina la primaria en el GE Vuelvan Caras y la maestra Edith Ramírez le impone carácter e incentiva sus motivaciones. Eso si, constantemente a su lado el cuaderno y lápiz de dibujos para plasmar en el papel ese mundo habitante en su mozo cerebro. En una oportunidad le refiere al abuelo paterno Alejandro Urbano Taylor, uno de los funcionarios públicos más eficientes y honestos de la historia de Apure, que deseaba ser pintor y el viejo le responde: Debes obtener un título y eso déjalo como una segunda opción. Carlos oye el consejo, pero su instinto le dice que el orden de prioridades en su vida es contrario a la visión del mentor.





En el internado San José de Los Teques cursa primer y segundo año de secundaria. Convence a la madre de regresar a su estado natal y prosigue en el Liceo Lazo Martí, retomando clases en la Escuela de Artes Plásticas "Juan Lovera" con los profesores Carlos Laya (director), Mary de Niño (cerámica), José Manuel Fuentes (escultura), Rafael Montenegro (pintura), entre otros. En la primera exposición que participa está presente el gobernador Ricardo Montilla, quien le obsequia un premio especial. En el LiLazo explora otras actividades, junto a Romer López, Beto Carías, Arriz Domínguez, José Dávila, Yasminy Pérez y otros ingeniosos muchachos crean el grupo de teatro Prepafu y el periódico estudiantil. "Debutamos en el auditorio del Centro de Profesionales con la obra América Prostituida y un llenazo hasta el techo. Un escándalo de proporciones mayúsculas para la época porque el actor Lisandro Izquierdo Díaz salía a escena desnudo. Mi abuela Carmen Elena estaba en el público y al llegar a la casa el insulto que me metió aún lo recuerdo. En el periódico escribía la columna Cotorreando con Mafalda, una especie de Chepa Candela, vivía metiéndome en problemas por su contenido picante. Hasta la directora Morela de De Armas me reclamaba".




A pesar que la familia le compra los libros y demás útiles para cada asignatura, asiste tan solo con una pequeña libreta y un lápiz. "Andaba en esa tendencia de hippie y vagabundo pendejo. En tercer año de las nueve materias me rasparon doce. A mi mamá se le caía la cara de vergüenza por mis desastres académicos. Esa vez me quedó hasta Artes Plásticas. Un estudiante al verme reparando pegó un grito y dijo: Y este que es artista repara hasta esa materia". Milagrosamente logra aprobar todos los exámenes, pero en el siguiente curso no puede con las matemáticas del profesor Santos Ramírez y se retira a buscar trabajo para ayudar a sostener el hogar. La Dra. Josefina Montilla, directora de educación, le ofrece laborar en el INAM como maestro en el Albergue de Menores de El Recreo y en un jardín de infancia, manteniéndose por cinco años en esos predios.


Antes de dedicarse a la docencia pinta carteles publicitarios para generar ingresos y participa en exposiciones de pintura logrando vender algunas creaciones. Aún la escuela Juan Lovera es su segunda casa. Para entonces la dirección de educación brinda la oportunidad a los maestros no graduados, con por lo menos tres años aprobados de bachillerato, de obtener el título de Bachiller Docente (normalista), meta lograda en 1980. "Cuando empecé a ver historia del arte en la Juan Lovera me enamoré más de lo que hacía. Soñaba con Grecia, sus monumentos y esculturas. Me autoestimulaba con el deseo de algún día estar allá. Inicio en la Fundación del Niño en 1980 con la primera dama Enma Salas de Felice, esposa del gobernador Rafael Felice Bolívar, exembajador de Venezuela en Italia. No tenía como estudiar en el extranjero, mi mamá había quedado viuda a los veintinueve años, tenía tres hijas que mantener y mi sueldo era muy bajo. Hablé con el gobernador y su esposa y me otorgaron una beca de Dos mil bolívares (500$). Me convencen de irme a Italia, y sin conocer a nadie ni hablar el idioma, me inscribo en la Academia de Bellas Artes de Bolonia. No soportaba el frío y me cambio a la Academia de Bellas Artes de Roma".






Realiza varios oficios para sobrevivir en la ciudad eterna, pues la llegada de los dólares de la beca presenta mucho retardo. "Estuve por tres años ahí pero el Viernes Negro me pegó duro. Me negaba a renunciar porque estaba enamorado de los estudios y Roma. Hice varios cursos de historia del arte con profesores exigentes. Los últimos tres meses en Italia pintaba sin electricidad en pleno invierno. Dialogué con un profesor de confianza sobre las dificultades por las que pasaba y me dijo: Carlos, ya eres un buen artista. ¿Quieres el título o ser un buen artista? Regresa a Venezuela, ya estás formado en esta gran escuela". Previamente se va de mochilero a conocer Grecia, Rusia, Yugoslavia, Londres y otros países europeos. Duerme en plazas de hippies, conociendo los lugares más emblemáticos del arte del viejo continente, con Atenas como punta de lanza. También escribe una carta al Papa Juan Pablo II, como era costumbre de los estudiantes de la academia romana, ofreciéndole un fresco costumbrista venezolano. Cinco días antes de partir a su país, recibe respuesta positiva del Vaticano. "Me colocan de primerito en la Plaza San Pedro y cuando ví a aquel señor rodeado de cámaras, lejos de decirle algo, empecé a llorar. Él se sonrió y se fue. A los pocos pasos se voltea y me pregunta si quería la bendición. Me tomó de las manos al hacerlo y yo aún en aquel mar de lágrimas impresionado por la imagen de ese gran hombre. Impactaba tenerlo cerca".





De nuevo en San Fernando, con veintiséis abriles, monta su exposición "El Retorno", dedicada a su madre e inaugurada por el gobernador Pablo Márquez en la Casa de Bolívar. Retoma acciones en la Fundación del Niño y junto a un equipo de colaboradores producen murales en todas las instituciones educativas adscritas a dicho organismo. Con veintidós años en esas tareas se le conoce como "El Rey de las Primeras Damas", por la excelente labor artísticas desarrollada al lado de las esposas de los gobernadores apureños. Luego pasa al Museo de San Fernando hasta obtener la jubilación. En 1985, por pedimento de la señora Simona de Cater y el padre Gregorio Buena, pinta la cúpula de la Iglesia Del Valle, una magistral obra que representa ángeles en el momento de la crucifixión de Jesús. Trabajo al óleo que se mantiene intacto.




Desde temprana edad decora catedrales, capillas, fiestas, carrozas y comparsas de carnaval, además de ser un chef de exquisitos platos gastronómicos. En la Fundación del Niño crea el departamento de Arte y Cultura en tiempos de Miriam de Montilla, iniciando con cuatro ayudantes para terminar con cuarenticinco. Los muchachos aprenden todo tipo de confección relacionada a la cultura regional. Barren en los concursos de carnavales de San Fernando durante varias temporadas. Sus murales están a la vista en lugares públicos y privados. Pintando varios en la Universidad Bicentenaria de Aragua, sede Apure, recuerda el consejo de Urbano Taylor, y sabiendo que nunca es tarde para aprender, decide ingresar a esa alma mater en la carrera de derecho. En 2008 obtiene el título de abogado. Ejerce y se convierte en profesor de las cátedras Derecho Civil, Derecho Contencioso, Derecho Romano, Contratos y Garantías. "Dejé de impartir clases y formar profesionales de esa área por amor al arte. La pintura es mi vida y pasión". Sus cuadros forman parte de incontables colecciones.









Al Nazareno de Achaguas le ha diseñado más de veinte trajes. Su amiga Raiza Valera se encarga de la alta costura, mientras él coloca el ornamento con óleos y bordados. "Para una Semana Santa acabábamos de vestir al Nazareno, se me acerca una viejita y me dice: ¿Señor, vio que traje tan bello? Se lo mandó el presidente Hugo Chávez. Me volteo y le dije: Vieja embustera, ese traje se lo regaló la Yeya Boggio y fue bordado por mí. La señora me vio feo y pegué la carrera. Otro año un general me encarga realizar la túnica para el santo patrono. Él trajo todos los componentes de Estados Unidos. Tres meses trabajamos para alcanzar lo que queríamos. Llegamos a Achaguas y al rato de vestir al Nazareno salgo a coger aire fuera de la parroquia. Viene un grupo de personas con una vestimenta anterior del santo y les manifiesto que era obra mía. Un borrachito que estaba cerca se me queda viendo y me expresa: Señor, y eso que usted no ha visto el ropaje que le acaban de montar. Le respondo: Ese también lo hice yo. El borracho me ve de arriba a abajo y murmura: Ta bien Osmel Sousa, ¿por casualidad elaboraste el traje de Jesús para la Última Cena?". En 2022, a pedido del padre Dagoberto Zambrano, párroco de la Diócesis de San Fernando, hace lo propio para el Nazareno de la catedral capitalina, ejecutando una túnica blanca. "Nunca he cobrado por todos mis aportes artísticos a los templos católicos. Hace poco doné un cuadro gigante para que lo rifaran y recoger fondos. Eso me satisface, sobre todo porque pertenezco a una familia religiosa".





Sean paisajes, mujeres, ángeles, caballos, arte abstracto, pueblos, bailes, santos, Dios, o cualquier otra temática; 
Carlos Urbano Jiménez deja en lienzos, paredes, ambientes y telas lo que el cerebro ordena a sus bendecidas manos para crear obras sin igual con firma CUJI. Por eso distingue como Personaje de mi Pueblo.







*** Edición y Montaje, Lic. Wladimir José Hidalgo Benítez.

*** Agradecemos a nuestro amigo de toda la vida, Carlitos Urbano, por haberse separado horas del caballete, lienzo, óleos y pinceles, para narrarnos parte de su vida. De esa agradable conversación nace esta historia.

*** Puedes seguir todos nuestros artículos en FACEBOOK. CUENTA: Vladimir Hidalgo Loggiodice. GRUPOS: Personajes y Vivencias de mi Pueblo. San Fernando la ciudad y su gente. Venezuela en Fotos. Biruaca la ciudad y su gente. Literatura Latinoamericana. Literatura Hispanoamericana. Diáspora Venezolana. Bitácora Venezuela. El Rincón de los Recuerdos. Cultura Llanera. Llano, Joropo y Leyenda. Literatura Venezolana. Llano y Estilo. Apure, Llano y Leyenda. Noticias de Apure. Amantes de la Literatura. Asociación Latinoamericana de Historia. Historia de Venezuela. Historia de Venezuela y el Mundo desde 1942. Bajo el Cielo Llanero. Amigos de Apure, del Liceo Lazo Martí y algo más. Guárico, llano y leyenda. Y 30 Grupos más. PÁGINA: Personajes y Vivencias de mi Pueblo. 

TWITTER: @vladimirhidalgo

INSTAGRAM: hidalgologgiodice.

personajesyvivenciasdemipueblo.

WHATSAPP:Grupos.

TELEGRAM:Grupos. 

BLOG: Personajes y Vivencias de mi Pueblo.

PÁGINA WEB: www.busaka.xyz 

PERIÓDICO DIGITAL: NOTISUR.

Red Nacional de Historia, Memoria y Patrimonio, adscrita al Centro Nacional de Historia.

Comentarios

  1. Además de excelente artista es gran amigo. Dios siga iluminando y desarrollando tu creatividad .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DISCOTECAS Y MINITECAS DE SAN FERNANDO Y BIRUACA

ING. VLADIMIR HIDALGO LOGGIODICE El origen etimológico del término discoteca está en el griego. Es el fruto de la suma de dos partes bien diferenciadas de dicha lengua: el sustantivo "diskos", que puede traducirse como "disco" y el nombre "theke", sinónimo de "depósito" o "caja". Es un local público con horario preferentemente nocturno para escuchar música grabada o en vivo, bailar y consumir bebidas. También se le conoce como night club, boite y disco. La melodía es controlada por un disc jockey o DJ. Las minitecas son una especie de discoteca portátil cuyo trabajo consiste en amenizar fiestas en casas, calles, clubes y salones con equipos de sonido, discos, casetes, pendrives y luces. La discoteca pionera en San Fernando es Y PUNTO, propiedad de Juan Alirio Galipolli. Abre sus puertas a finales de los 60 en la esquina de la calle Sucre c/c El Encuentro, frente a la hoy clínica Vargas. En el corte de cinta destacan el Negro Aray, Jacin

BURRO DE LA GUANOTA

  ING. VLADIMIR HIDALGO LOGGIODICE En 1963, los hermanos León y Pablo Moser Guerra, de visita en Kansas,  Estados Unidos, se asombran  con un asno de inmenso tamaño, que con el paso del tiempo sería parte de la cotidianidad de los apureños. Siendo un animal muy joven, de apenas dos años, lo adquieren inmediatamente y trasladan a Venezuela vía aérea y marítima. Luego, a través de carreteras, llega al hato La Guanota, municipio Biruaca, estado Apure. Sus propietarios lo bautizan "Charly", pero todo el mundo lo conoce y recuerda como el Burro de La Guanota, destacando por su fortaleza para el trabajo. En la imaginación popular cobra fuerza y se le compara con el caballo de Negro Primero por su físico y sobre todo por las dimensiones de los órganos genitales. Es exhibido en diversas ferias regionales y nacionales, ganando muchos premios. En todos esos lugares se oían gritos de los asistentes a los parques feriales, "Se excitó el Burro de La Guanota", y la gente corría a

PALACIO BARBARITO

 ING. VLADIMIR HIDALGO LOGGIODICE Los Barbarito representan para los apureños una mezcla de realidad y leyenda. Introducen cambios profundos en la forma de comercializar las riquezas naturales de la región, mejorando la calidad de vida de sus habitantes. Sentarse hoy en la Fuente de la Abundancia o en la Plaza Independencia de San Fernando, y extender la mirada hacia el Palacio Barbarito, es viajar en el tiempo al Apure glorioso de los barcos a vapor cargados de mercancías de muchos países, para luego partir con sus bodegas repletas de productos del llano venezolano. Les invitamos a un paseo que inicia a finales del siglo XIX, cuando los hermanos Francisco, Félix y José Barbarito llegan al virgen estado sureño en 1890 procedentes de las montañas italianas. Félix apenas cuenta con dieciocho años, pues respira oxígeno del medio ambiente por primera vez el 18 de mayo de 1872, siendo sus parientes tan mozos como él. Cambio radical en todo sentido, pero enseguida olfatean el paraíso de opor