Ir al contenido principal

Entradas

ROSITA CESTARI FINAMORE Y LA VOZ DE APURE

   PERSONAJES Y VIVENCIAS DE MI PUEBLO Ing. Vladimir Hidalgo Loggiodice ROSITA CESTARI FINAMORE Y LA VOZ DE APURE Desde Calabria, Italia, llega a Apure en los primeros años del siglo XX Antonio Cestari, radicándose en San Fernando para dedicarse a la actividad comercial. Contrae nupcias con Angélica Finamore y de la unión nacen Antonio. Cleotilde, José Luis, Rosa , Vicente y Gisela. El alumbramiento de Rosita es el 29 de agosto de 1919 en la capital apureña, donde además inicia su educación primaria hasta cuarto grado, para luego culminarla en el colegio "Nuestra Señora de Lourdes" de Valencia en 1932. Enseguida emprende un curso de contabilidad en el instituto "Antonia Esteller", obteniendo el título de Tenedora de Libros, que la anima a estudiar bachillerato comercial. Junto a su hermana Cleotilde va a Mérida e ingresan en la facultad de educación, para recibir años más tarde títulos de profesoras, mención arte. Esta profesión la complementa con estudios de teoría
Entradas recientes

SERENATA GUAYANESA, CINCUENTA AÑOS EN NUESTROS CORAZONES

  * PERSONAJES Y VIVENCIAS DE MI PUEBLO* Ing. Vladimir Hidalgo Loggiodice. SERENATA GUAYANESA,  CINCUENTA AÑOS EN NUESTROS CORAZONES. Aurora Díaz de Sánchez, la Mamá Grande del Llano, celebra el primer medio siglo de Serenata Guayanesa con un paseo de recuerdos personales desde los inicios de la inmortal agrupación vocal. Su exquisita pluma nos hace viajar, nuevamente, a través del tiempo, mezclando pasado y presente divinamente. ////////////////////////////// ////////////////////////////////////////////////////////////// *AGUAS ABAJO, POR EL RÍO...* *Dra. Aurora Díaz de Sánchez* Eran los años de la hermosísima década de los setenta del siglo pasado, plena de acontecimientos que llenaban nuestras vidas con el diario quehacer. Ya estábamos en Barinas, en el piedemonte, en la casa construida entre el farallón nevado de la montaña y la sabanita verde, poblada de palmas yaguas que nos conducían por un caminito familiar hasta el rio… Aguas templadas, con el “yelo” que bajaba del cerro y que